DOMINGO 1 DE JUNIO DEL 2014

LA ASCENSION DEL SENOR

MISIÓN DESDE LA MONTAÑA

Mateo es el único de los evangelistas que no habla explícitamente de la partida de Jesús de entre sus seguidores.

Marcos y Lucas recuentan la Ascensión, cada uno a su manera; y Juan constantemente pone en boca de Jesús las palabras sobre la necesidad de que él parta para que el Paráclito regrese. Mateo sitúa la escena final de Jesús en la tierra en la cima de una colina en Galilea (no en las afueras de Jerusalén como lo hace Lucas). Esta es la región donde su misión se originó y en todo su Evangelio la cima de la montaña ha sido el lugar desde donde Jesús enseña a sus seguidores. (Estamos familiarizados con el “Sermón de la Montaña” de san Mateo.) Y aquí Jesús hace eco a los temas de la Ascensión que escuchamos de los otros evangelistas: Es ese Jesús, resucitado y glorificado, lleno del poder que le viene del Padre quien nos envía; es el mismo Jesús quien nos da la misión de bautizar, sanar, enseñar y proclamar la Buena Nueva de la salvación; es el mismo Jesús quien estará siempre con nosotros si continuamos siendo su presencia viva en el mundo.

TRADICIONES DE NUESTRA FE

El mensaje de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá o la Chinita como cariñosamente la llaman sus fieles, es sencillo: “Déjate renovar por Dios”. Renovación que ella misma recibió milagrosamente en el año 1586. En ese entonces, su imagen pertenecía a doña María, una mujer sevillana de mucha piedad. 

Doña María había recibido como herencia por parte de su hermano Antonio una pintura de la Virgen del Rosario en tan mal estado que no se podía distinguir ni la Virgen madre con el niño Dios en sus brazos o los santos Antonio de Padova y Andrés apóstol. No obstante la mala condición de la pintura, doña María la colocó en su capilla donde pasaba las mañanas en oración.

Un día, una indígena y su niño pasaban por la puerta de la capilla cuando notaron un gran brillo que venia del rostro de María iluminando el resto del cuadro con colores vivos y brillantes. Inmediatamente llamaron a doña María, quien pudo ser testigo de la milagrosa renovación. Como algo muy interesante, la imagen de cerca se ve borrosa y dañada, pero de lejos adquiere distinción y nitidez.

—Fray Gilberto Cavazos-Glz, OFM, Copyright © J. S. Paluch Co.

Saint Elizabeth Catholic Parish
1500 34th Avenue
Oakland, Ca. 94601
Phone: 510-536-1266
Fax: 510-536-8560
Horarios de Misas
Misa Diaria (Español) 8:15 am
Sábado (Español) 6:00 pm
Domingo (Español) 8:30 am, 11:30 am, 1:15 pm y 4:30 pm
Daily Mass
Daily Mass (English)7:00 am
Sunday (Vietnamese): 6:30 pm
Sunday (English): 7:00 am & 10:00 am

© St. Elizabeth Church 2017